La Radio JM

Maestra...

FaceBook JMRadio

Saludos

Nos visitan desde...

Hubo una banda argentina que hizo una versión heavy metal del tango ‘Cambalache’. La grabaron en el disco Intérpretes, de 1990. Tres años después, montaron, junto con otros grupos, un escenario en una cárcel y tocaron temas como ‘Robó un auto’ o ‘Ideando la fuga’. Quienes escuchaban sus melodías, en teatros o estadios, decían sentir algo inexplicable, una pasión, algo parecido al amor. La banda se llamaba Hermética y —de 1988 a 1994— convocó a un público cuyo fervor no se había visto en Latinoamérica hasta entonces.

Es que el rock duro es una suerte de artilugio sobre el escenario en el que los músicos excitan a su audiencia mientras parece que operan maquinaria pesada. Antonio ‘Tano’ Romano —el responsable de las seis cuerdas en el mítico grupo— nunca dejó de lado su oficio y, ahora, en Malón paseó su guitarra por un escenario circular, como los rings de MMA, instalado el Estadio Malvinas Argentinas. La magia también la ejecuta en un grupo que lleva su nombre —Tano Romano— y un domingo, mientras editaba en estudio el que será el disco debut de su proyecto, levantó el teléfono en Buenos Aires para responder las preguntas de quien creció escuchando todo lo que componía o lo que, a fuerza de influencias como Black Sabbath, reinterpretaba.

En Hermética llegaste a entonar una guitarra acústica —para la canción ‘Moraleja’, del disco Víctimas del Vaciamiento, 1994— pero no te has vuelto a acercar al folclore. ¿Es una referencia importante en tu carrera? El folclore es un estilo de música argentino pero lo mío siempre fue el heavy metal. Cuando yo escuché esta música dije «esto es lo que quiero hacer». A lo mejor el tango, el folclore, la relación que tenían con nuestra música era la parte de las letras más que la melodía, el mensaje, pero musicalmente quisimos hacer rock pesado que no deja de ser argentino porque está hecho acá. Si bien nuestras influencias son como las de todos los metaleros —principalmente Black Sabbath, que fue la banda que a mí me generó unas sensaciones que me llevaron a hacer este estilo de música—, acá es muy común agarrar una guitarra criolla y ponerse a tocar folclore.

En el último disco de Malón, Nuevo Orden Mundial —que presentarán en Cuenca, el 23 de septiembre—, incluyeron la canción ‘Deshacer el mundo’ de los españoles Héroes del Silencio. Algo impredecible... Hacerlo fue una idea de nuestro mánager de entonces. Si bien yo no soy un fanático de Héroes del Silencio, me pareció que estaba bueno el tema como para adaptarlo y la letra estaba bien porque tiene relación con lo que hacemos nosotros. Tratamos de darle un sonido al estilo Malón a esa gran canción. La hemos tocado en varios lugares y la gente la disfruta mucho, fue muy bien recibida. Lo hicimos con mucho respeto, tratando de dar lo mejor de nosotros y sin perder nuestro estilo.

EL TELÉGRAFO